Español

  • La Pintura De Enrique García Saucedo. Parte 3

    Hablar de la Virgen de la Guadalupe, es hablar de todo México. La Guadalupe, “La Lupita”, está dondequiera: en lo comercial, por no enumerar el inmenso universo en lo cual se usa su imagen, en lo espiritual, con las notas sociales que gigantescamente abren brechas en toda la actividad política mexicana, en lo sincrético, porque la Guadalupe nació de varias vertientes.
  • La Pintura De Enrique García Saucedo

    Uñas acrilícas, maquillaje actual, fenotipo mexicano, simbología monjil, cristiana, catolica y romana con una desnudez típìca de mujer bailarina del “Dancing table”. Su “CAPA PLUVIAL”: vestidura en forma de manto que llega hasta los talones, abierta por delante y detenida en el pecho por un broche lleva dibujada, a la manera del renacimiento tardío, un ángel que anuncia a María su embarazo sin pecado concebido. La pintura de Enrique García Saucedo establece una imagen directa y concisa sin tapujos de clase ó metáforas, de Sor Juana Inés de la Cruz.